martes, 14 de abril de 2015

"EL CORRALITO FORAL": LAS VÍSCERAS DEL CACIQUISMO NAVARRO

Qué tienen en común los empresarios que en Navarra controlan la producción del pan, la cámara de comercio, las principales conserveras o destilerías del  famoso patxaran. Todos pertenecen a un club, casta en el lenguaje más de moda, que dirige desde el franquismo un entramado cacique, con influencia en los políticos actuales para perpetuar “El corralito foral”, título del libro que con Pamiela saca el periodista y escritor Iván Giménez en un relevante manual que tira del hilo de toda clase de chanchullos realizados en la cumbre del poder.
            “Navarra no se vende (la heredan unos pocos)”, es el nombre del primer capítulo de esta obra sin concesiones que, desde el prólogo, advierte de que “este libro no va a gustar”, porque explica el presente desde la historia.
            Giménez repite que “toda fortuna procede de una injusticia, cuando no de un crimen”, porque muchos de quienes hoy controlan el poder económico y, por tanto, también el político sin aparecer en ninguna lista al Parlamento, hunden sus raíces en quienes sirvieron en una falange o requeté bajo el que con la excusa de la guerra incivil arramblaron con los bienes que les hicieron ricos. “Si el dinero sirve para algo es para comprar la inocencia de tus descendientes”, recuerda con una cita del novelista  Chirbes.
            El libro va de eso, de cómo los grandes apellidos navarros consolidaron el botín y la rapiña en unas estructuras permanentes, que se implantaron en el primer franquismo y se han ido adaptando a los cambios políticos, algo que ya comenzó a contar la famosa tesis del profesor Feliú y que Giménez, ahora, borda con más datos y una buena prosa.
Librería El Kiosko (Olite)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada